jueves, 28 de noviembre de 2013

Tiempo de Paso




Enero cae entre brumas y vagos misterios
sutil sombra en los ojos sin lumbre,
de quien siente la impaciencia de vagos recuerdos,
lejanos jardines, azules momentos.

Febrero desliza una puerta ambarina
humedece paisajes de álamos secos.
Escarcha en mi boca, menuda, monótona
ahuecando con nubes los grises momentos.

¡Cómo se pasea marzo, con la brisa en su boca!
ventoleras de suspiros frescos arrasan sus labios
y despiertan este cuerpo, insomne y sereno,
con verdes tejidos y melancólicos llantos.

En abril fue la lluvia, en la lívida mañana,
golondrina perdida que no supo llegar,
poema de amor hecho gotas de agua,
rosas blancas naciendo en cada rincón


Mayo es un océano de versos alados
instante completo de pesada quietud
renacer lánguido de los pétalos de luna,
perdidos reposos, intensa acritud.

Junio anticipa en el aire los versos,
sin poder ocurrir bajo el sol, 
la poesía. 

Yo devoro mis propios corazones y juego con los ojos del paisaje.


La luz es una llama que abrasa julio,
solo yo gozo, sedienta y serena,
recogida bajo el toldo del bosque umbrío
susurra la floresta, murmura el río.

Agosto llegó con sabor a melocotón
a uvas y  a delicioso néctar de olores
en casas de tejados blancos y rojos
cubriendo de enojo la  distante inquietud.

Septiembre, decaído, no me deja 
encontrar el derrotero que me permita 
llegar a ti de nuevo y hasta los caminos 
se despeñan y hasta los ríos se quedan secos.

Para empedrar un tramo del jardín de los versos

he buscado en el mar de octubre
un conjunto de piedras planas, redondeadas
por la espuma y los golpes del agua.

¿Es este el mes de noviembre?
¿El que se asoma brillante por el horizonte del tiempo?
Me devuelve tu vida y le das calor a mi cuerpo frío. 
A mis labios le quitas el sabor agridulce que dejaron los vientos.

Diciembre parece que llega feliz
Mes de alegrías, de dulces alegorías. 
Mes noches tranquilas, de grandes mentiras. 
Un mes de ojos vidriosos, treinta y un días de gozo. 





Esperanza renovada.
Fin de un ciclo.




/Ana Galindo/


Ilustraciones de Alphonse Mucha






7 comentarios:

María Estévez dijo...

Doce meses doce poemas maravillosamente escritos
Precioso!
Un abrazo

Sara O. Durán dijo...

Muy ingenioso y bello. Me alegra verte de nuevo.
Fuerte abrazo, Ana!

Taty Cascada dijo...

Más que ingenioso: poético. Una sumatoria de sentires dedicados a cada mes del calendario. Precioso.
Un abrazo Ana, tiempo que no te leía.

Marta Cipres dijo...

Hola, me gusta mucho tu blog y te he dejado un premio en http://eldesvancurioso.blogspot.com.es/2013/12/premio-blog.html espero que te guste. muak

Marta Cipres dijo...

Hola, me gusta mucho tu blog y te he dejado un premio en http://eldesvancurioso.blogspot.com.es/2013/12/premio-blog.html espero que te guste. muak

Poetiza dijo...

Vengo a saludar y desearte: Felices fiestas, cuidate mucho.

Sara O. Durán dijo...

Un 2014 feliz para ti, con todos sus ingredientes para que lo sea.
Fuerte abrazo!