domingo, 9 de marzo de 2014

Agua de lluvia


Dibujo veredas que sólo me llevan a ti.
Escribo sonrisas que emergen desde tus ojos.
Relato palabras que imaginaron tus sueños
Envuelvo el deseo que despertó un otoño.


Tirito, desnuda, si no encuentro tu abrigo
Respiro despacio, si me empapa la lluvia,
Cambio los días, si me destiñen el cielo
Obligo a la noche que me preste sus manos.



Por eso estoy aquí.
Escribiendo palabras que aneguen desiertos.


Para inventar existencias en acuosos paisajes,
caminar en oleajes;  
reparar los cristales mojados
que plagaron de espinas
mis peldaños sedientos.

Inundar de verdosos laureles los campos
de sedosos aguaceros, 
cuando quisieron tenerte.



Y saber que es poco

que es nada, que es todavía sequía sin nombre
lo que cada poema de gotas siembra y estruja
cuando lo abres y lo bebes, 
y te sacia de jugos y brotes.


Por eso estoy aquí.

Para escribir con gotas imaginarias ,
y vestir de esferas azules, el sol y la luna.

Para que cada mañana encuentres el agua
que rocíe  de versos empapados
olvidos vacíos,  y lagunas de amores.



/Ana Galindo/

Ilustraciones: Standing in the Rain. Ana Livingston 
y
Digital Concept ArtDavid Baker

7 comentarios:

Carmen Salas dijo...

Precioso poema de lluvias olvidadas y paisajes mojados.

Ana Galindo dijo...

Gracias Carmen. Siempre buscamos un lugar privado para nuestras lluvias olvidadas y paisajes que te llenan de luz.
Besos grandes

Ana Galindo dijo...

Y a ti amor, solo decirte que te quiero.

Gerardo Rivas dijo...

Me gusta ser el agua que inunda de amor tu alma y llena de tu vida de versos y besos.
Te quiero.

Ana Galindo dijo...

Gracias mi amor. Ese agua es el que llena y me reconforta día y noche. Te quiero

Sara O. Durán dijo...

Simplemente precioso, Ana.
Muchos besos de anís.

RECOMENZAR dijo...

Un placer haberte encontrado Siempre buscando blogs nuevos te he descubierto
Gracias por compartir el arte de tus letras