sábado, 4 de abril de 2015

LuNa NueVa



Para renovar un desengaño:

Lo que más breve sea:
una paloma, una flor,
la luna en las pupilas
de mi envolvente amor.

Para despertar una ilusión: 

Lo que tenga el pliegue más suave:
el ala con la rosa, los ojos de la estrella;
lo tierno, lo sencillo,
lo que al mirarse tiembla;
lo que se toca y embriaga,
como  aturden los cometas,
como aturde la noche,
a las almas incompletas.

Para paliar la desigualdad:

Lo que nos da ventura y nos resta envidia
y hace que nuestra vida tenga el mismo sabor del cielo
y la montaña.
Eso que... ,  si se saborea,

purifica.
 

/Ana Galindo/